Nuevas oportunidades de formación en Arqueología Subacuática en España

Estamos de enhorabuena. Hasta hace poco tiempo las personas que querían dedicarse profesionalmente a la arqueología subacuática en España tenían que abrirse camino realizando sus estudios de postgrado de arqueología “terrestre” y aprovechar los distintos cursos sobre la materia organizados por los centros de investigación de nuestro país, o marchar al extrajero a formarse.

Si que es cierto que últimamente hay cada vez más número de estos cursos, sobre todo desde el caso de la fragata Mercedes, que visibilizó socialmente nuestro ingente patrimonio arqueológico sumergido. Pero si alguien quería realizar una tesis doctoral sobre arqueología subacuática, no tenía un máster universitario especializado que le introdujese en el mundo de la investigación.

Además, tampoco existen muchos departamentos universitarios que mantengan líneas de investigación en arqueología subacuática en España, siendo el más activo URBS, dirigido por Manuel Martin Bueno en la Universidad de Zaragoza.

Para hacernos una idea más clara de la situación, y utilizando las palabras de Xavier Nieto, basta resaltar que solo hay cinco personas doctoradas en arqueología subacuática en toda España, a pesar de la rica historia marítima de la Península Ibérica durante la Antigüedad, y que desde esta surgieron, a finales de la Edad Media, los dos primeros imperios globales -que confluyeron en uno solo a principios del siglo XVII-, sustentados en su poder marítimo.

Este panorama está a punto de cambiar, pues se han anunciado dos importantes ofertas educativas desde las universidades de Cádiz y Valencia.

MÁSTER EN ARQUEOLOGÍA SUBACUÁTICA DE LA UNIVERSIDAD DE CÁDIZ

El pasado 27 de mayo, la Universidad de Cádiz y el Campus de excelencia internacional del mar presentaron oficialmente su nueva línea de investigación sobre sobre arqueología náutica y subacuática, que será dirigida por Xavier Nieto, pionero del estudio de este tipo de patrimonio en España e investigador de talla mundial, que cuenta en su extenso curriculum con la dirección del Centro de Arqueología Subacuática de Cataluña y el Museo Nacional de Arqueología Subacuática ARQVA. Actualmente, es asesor de la UNESCO en materia de arqueología nautica y subacuática.

498685263_2752015151744

Presentación del nuevo máster oficial de arqueología subacuática. Fuente: UCA

Asociada a esta línea de investigación, se pondrá en marcha un máster oficial durante el curso 2016-2017, que abrirá las puertas a sus alumnos a los correspondientes estudios de doctorado, dentro del recientemente implantado, Programa de Doctorado en Historia y Arqueología Marítimas de la UCA.

imagen.php

Xabier nieto, en la presentación de la nueva línea de investigación. Fuente: UCA.

Asociada a esta línea de investigación, CEIMAR ha formalizado la adquisición del barco Ucádiz, por valor de un millón y medio de euros. Esta embarcación, de 25 metros de eslora, está siendo adaptada para la investigación en los astilleros de Puerto Real. Se espera que esta embarcación, la segunda en España tras el Thetis del CASC, lleve a cabo dos campañas de investigación anuales en la zona del Estrecho: una de cronología antigua y otra de datación moderna.

El buque Ucádiz, en los astilleros de Puerto Real

El buque Ucádiz, en los astilleros de Puerto Real. Fuente: UCA

Esta apuesta de CEIMAR supone una gran oportunidad para la arqueología subacuática, no sólo en España, sino en los ámbitos mediterráneo e iberoamericano. Está previsto que en este máster y programa de doctorado se formen investigadores provenientes de la Península, el norte de África e Iberoamérica, cubriendo el importante hueco que existía en estos tres puntos geográficos en cuanto a la formación de arqueólogos y arqueólogas  subacuáticos especializados.

CEIMAR es un campus universitario de excelencia, centrado en el estudio marítimo, que integra a diversas instituciones y universidades españolas y extranjeras, y es coordinado por la UCA, donde se realizará el nuevo máster oficial y el programa de doctorado. El Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico se ha integrado en este campus a través de su Centro de Arqueología Subacuática, ubicado en Cádiz. El CAS será una pieza fundamental en esta línea de investigación, al dar el soporte técnico imprescindible en materia de investigación y conservación de patrimonio cultural sumergido.

DIPLOMA SOBRE LA DOCUMENTACIÓN Y PRESERVACIÓN DEL PATRIMONIO CULTURAL SUBACUÁTICO

La segunda novedad en materia de formación para futuros arqueólogos/as subacuáticos es el diploma ofertado por la Universidad de Valencia.

Programa del curso en PDF

Este diploma tiene como antecedentes tanto el diploma de postgrado en arqueología subacuática, que realizó esta misma universidad en 2010, como el Curso de introducción a la arqueología marítima -en el que tuve el placer de participar como alumno- que llevó a efecto el año pasado.

Con estos antecedentes, la Universidad de Valencia ha confeccionado un curso dirigido a formar a nuevos profesionales liberales en el ámbito de la arqueología subacuática, que puedan acometer las intervenciones ligadas a los estudios de impacto ambiental que conllevan casi todas las obras públicas realizadas en nuestras costas.

El plantel de profesores está formado por lo más granado del mundo de la investigación de patrimonio sumergido, destacando entre todos ellos al mismo Xavier Nieto, y a los directores del Proyecto Bou Ferrer, el mayor barco romano en proceso de excavación del mundo, donde un grupo de 6 o 7 alumnos seleccionados tendrán el privilegio de hacer prácticas una vez finalizado el curso.

El curso se realizará en julio de 2016 y está dirigido por José Pérez Ballester -catedrático de la universidad de Valencia y experto en estudios anfóricos- y Carlos de Juan, codirector del Proyecto Bou Ferrer.

OTROS CURSOS A TENER EN CUENTA

Además de estas dos interesantísimas ofertas, en el ámbito español contamos con los cursos de otras instituciones de investigación como el CASC, que este año celebra la XIX edición de su imprescindible curso practico de arqueología subacuática, o los cursos organizados por el CAS del IAPH.

Por supuesto, para acceder a todos los cursos expuestos en este post, hay que ser estudiante o graduado en Historia o Arqueología y saber bucear a un buen nivel.

Un buen nivel de buceo, como casi todo en esta vida, se consigue practicando, por lo que, cuanto antes comencéis vuestro aprendizaje, mejor.

Los cursos de buceo deportivo se pueden realizar en cualquier centro autorizado de la costa, y en algunos del interior peninsular, por unos 350 €.

Curso de buceo Open Water Diver PADI con introducción a la Arqueología Subacuática

Curso de buceo Open Water Diver PADI con introducción a la Arqueología Subacuática

Así, crece la oferta educativa en cuanto a formación en arqueología subacuática se refiere. Esto repercutirá a medio plazo en un aumento de la investigación, conservación y difusión de nuestro extenso y variado patrimonio cultural sumergido. Como os decía al comenzar el post, al menos en esto, estamos de enhorabuena.

@ArqueoAntonio

Fuentes:

Diario de Cádiz

Espejo de Navegantes

UCA

La voz digital

Inmersión en el pecio Cap del Vol

Ayer publicamos en nuestra página de Facebook una imagen que etiquetamos de forma errónea como perteneciente al pecio Culip V. Afortunadamente, unos amigos del grupo naufragios, nos avisaron del dislate, pues la foto pertenecía a la inmersión que realicé con el equipo del CASC, en agosto de 2012, en el pecio Cap del Vol.

Esto pone de manifiesto la importancia de colocar (bien) las imágenes  que uno toma cada vez que descarga una tarjeta de memoria, pues, si se deja pasar algo de tiempo, es fácil olvidar o confundir las cosas, máxime si manejamos un archivo fotográfico digital de unas decenas de miles de imágenes de Patrimonio, como es nuestro caso. Como desagravio, voy a dedicar el post de hoy a este pecio.

Esta inmersión, la realizamos con Gustau Vivar y Rut Geli, director y técnico arqueólogo, respectivamente, del Centro de Arqueología Subacuática de Cataluña, y con parte de los compañeros que participaron en el Curso de iniciación a la Arqueología Subacuática que organizó la UNED de Girona en la sede del CASC, hace casi un par de años.

DSCN0018

La inmersión es sencilla, técnicamente hablando, pues el pecio se encuentra a unos 25 metros de profundidad, en la bahia de El port de la Selva, a media milla escasa del amarre del Thetis, el barco del CASC.

El Cap del Vol es un barco que naugragó en torno al inicio de la era cristiana, en una orquilla de más o menos 10 años. Su existencia se conocía desde finales de los años 60 del siglo XX, pues fue expoliado por un grupo de buceadores belgas, antes de que los arqueólogos tomasen cartas en el asunto.

En concreto fueron Xabier Nieto y Federico Foerster, a finales de los años 70. En este momento documentaron restos estructurales del barco diferentes a lo investigado hasta el momento, aunque en la época en la que se publicaron los resultados, pasaron desapercibidos.

DSCN0022

En la segunda década del siglo XXI, tras treinta años de progreso en el conocimiento de la arquitectura naval antigua, la investigación se retomó por parte del equipo del CASC.

Los resultados de esta investigación fueron apasionantes, pues la excavación de este naufragio, puso de manifiesto que se trataba de una embarcación distinta a las conocidas de la misma época hasta ese momento.

Los fragmentos cerámicos que dejaron los saqueadores belgas -estos sólo se llevaron las ánforas enteras-, pertenecían al tipo pascual 1, y transportaban vino para las tropas romanas de la Galia y Germania. Este material anfórico, según los sellos que conservaban, provenía de un taller de Baetulo, la actual Badalona.

La calidad del vino no debía ser muy buena, pues los investigadores hallaron algunas bocas de ánfora con su tapón de corcho, en el que se apreciaba claramente un orificio. Esto indica que el vino seguía fermentando en el momento de su envasado y necesitaba el agujero para poder expulsar los gases que se producen en este proceso.

El itinerario más probable de esta embarcación sería desde las costas catalanas hasta la Narbonense, dónde este vino “económico” se usaría para distribuir entre la soldadesca legionaria.

Pero lo más interente de este pecio no es su cargamento, sino su arquitectura naval. Esto es así, pues las naves romanas de la época son de más calado, mientras que la de Cap del Vol presenta una obra viva de menor entidad, más apropiado para remontar zonas de marismas, sin tener que utilizar un puerto, como las de Narbona y las históricas de Cataluña -el topónimo Maresme parece describir claramente la configuración de la costa en épocas pretéritas.

La quilla de la embarcación es mucho menos pronunciada que la de sus coetáneas romanas y el casco se construyó primero que la estructura, que se insertó después, con lo que la factura de la nave es diferente de la actalmente identificada como romana.

Aparte de esto, bajo la base del mastil se halló una moneda proveniente de Arse, la Actual Sagunto.

Volviendo a la inmersión de hace dos años, en el momento hacerla, el equipo estaba documentando la estructura, proceso para el que instalaron un bastidor sobre la misma que permitió su documentación gráfica y fotográfica.

DSCN0030

También podemos observar distintas identificaciones colocadas sobre las cuadernas y otras piezas de la estructura, que sirven para identificarlas mientras se trabaja con ellas y posteriormente, en la documentación fotográfica.

DSCN0035

La estructura de la nave, ha llevado al equipo a trabajar con la hipótesis de que el barco es de tradición indígena, aunque en el momento de la excavación no se tenían paralelos de la misma cronología y factura con los que poder contrastar esta teoría. Sí se encuentran más barcos de este tipo, quizá se pueda confirmar esta forma de arqueitectura naval como ibérica, en un futuro.

@ArqueoAntonio