Aparecen tras el temporal dos anclas de piedra y restos de lastre en O Vicedo (Lugo)

Miembros de la Asociación MARIÑAPATRIMONIO han hallado en la playa San Román, en las inmediaciones del sitio arqueológico de Os Moutillós (O Vicedo, Lugo), dos anclas de piedra y abundantes restos de lastre, que en su día pudieron ser utilizados por embarcaciones de la Edad Media.

12718066435_21e639d618_c

Las anclas están realizadas en un tipo de Gneis, conocido localmente como “ollo de sapo” y destacan por su gran tamaño, con unos pesos, respectivamente, de 66 y 127 kilos.

ancora 1 moutillos

La más pequeña está documentada en embarcaciones de cronología medieval, pero la más grande no tiene paralelos conocidos en las costas gallegas.

ancora 2 moutillos

En cuanto a los restos de lastre documentados son de procedencia foránea, posíblemente de las Islas Británicas, pues son fragmentos de sílex. Este tipo de piedra es casi inexistente en Galicia, pero muy abundante en las costas de la actual Gran Bretaña, y es muy conocido el fluido contacto marítimo que los dos territorios han mantenido desde la Antiguedad.

12968828244_7ba2e50cff_z

El lastre se utilizaba para dar estabilidad a las naves, sobre todo cuando estás navegaban con poca carga o sin ella.

12717967005_35dd2d37da_h

El lugar del hallazgo, la playa de San Román, se ubica a los pies del sitio arqueológico de Os Moutillos. Este yacimiento podría corresponder con un asentamiento del tipo Motte and Bailey, que los normandos construían en Inglaterra y otros puntos de Europa. A pesar de los hallagos aislados que se producen en el lugar, todavía no se ha efectuado ninguna excavación sistemática que permita sacar conclusiones sólidas sobre el tipo de asentamiento que sin duda existió en Os Moutillos.

@ArqueoAntonio

Fuentes:

MariñaPatrimonio

Imágenes

Hallada estatua de Apolo en aguas de Gaza

El pasado mes de agosto fue recuperada en la aguas de la franja de Gaza una estatua del dios Apolo por parte de Joudat Ghrab, según ha manifestado a Reuters este pescador palestino de 26 años.

pesca2--644x362

Este “Apolo de las aguas”, fue considerado por su descubridor -con graves problemas económicos- como un “regalo de Dios”, en el momento del descubrimiento.

apolo1--644x362

Tras su recuperación y desembarco, fue transportado en un carro tirado por un burro, y puesto a la venta por un breve espacio de tiempo en e-bay por 500.000 dólares, previa amputación de dos dedos, que fueron fundidos para dilucidar la naturaleza del metal. La imagen que ilustraba el anuncio de e-bay recogía la estatua tumbada sobre una sábana estampada a base de pitufos.

greek-god-2

Cuando las autoridades de Hamas, gobernantes de la franja de Gaza, se percataron del asunto, incautaron el apolo, dejando al descubridor a la espera de una recompensa.

apolo_gaza

Lo curioso del caso es que la escultura, fundida en bronce, utilizando la técnica de la cera perdida, no parece haber estado 2.500 años bajo las aguas, por su estado de conservación, sino, más bien, enterrada en un yacimiento terrestre, tal y como reflejan las imágenes disponibles y como han confirmado los arqueólogos que las han visto, pues, que se sepa, ninguno a tenido acceso directo a la misma.

El Museo del Louvre se ha ofrecido a las autoridades de Hamas para restaurar y conservar la pieza, aunque de momento no ha obtenido respuesta.

Esta noticia parece el germen de un película muy mediterránea.

@ArqueoAntonio

Fuentes:

La aventura de la historia

ABC